Archivo del Autor: marrodri57

LACAN (CON GRELOS)

Hace un buen montón de años, tras mi primer encuentro con lacanianos de diferentes Seminarios y subsectas enfrentadas entre sí casi violentamente, intenté que la comprensión me ayudara a disolver mi perplejidad y casi indignación. Fue Celia Amorós la que, mirándome con sorna, sentenció “Lacan con grelos”. Fue Jacobo Muñoz el que, después de meditarlo por un segundo, sentenció: “Por supuesto, Lacan es un mistagogo”. Entonces corrí al diccionario.

Cito a continuación:

«En el seminario 10 La Angustia, en la clase del 5

de diciembre de 1962 Lacan plantea que:

“el neurótico retrocede, no ante la castración,

sino por hacer de su castración, la propia, lo

que le falta al Otro, por hacer de su castración

algo positivo, que es la garantía de esa función

del Otro, ese Otro que se escurre en la remisión

indefinida de las significaciones … (..) … Que

cosa puede asegurar una relación del sujeto con

ese universo de significaciones sino el hecho de

que en alguna parte haya goce? Y solo puede

asegurarlo por medio de un significante,

significante que forzosamente falta. Es el

agregado (appoint) a ese lugar faltante que el

sujeto es llamado a hacer por medio de un signo

que llamamos de su propia castración”

Consagrar su castración a esa garantía del

Otro: es ante ello que se detiene el neurótico; y

lo hace por una razón de cierto modo interna al

análisis: es el análisis el que lo lleva a esa cita.

La castración, al fin de cuentas, no es otra cosa

que el momento de la interpretación de la

castración”.» (Gentileza de Ricardo Roveta)

En esto tenemos lo que sería la definición exacta del mistagogo: un introductor en los misterios. Contra lo cual, en principio, nada habría que objetar. Pero a mí me sucede que Lacan nunca consiguió introducirme en sus misterios. Y lo que es peor, puede que con él me ocurra lo mismo que le pasaba a Nietzsche cuando decía que su objeción contra el Cristianismo, en el fondo, era que era de mal gusto.

DEL AMOR AL PRÓJIMO

“Os agolpáis junto al prójimo y tenéis bellas palabras para describirlo. Pero yo os digo: vuestro amor al prójimo es vuestro mal amor a vosotros mismos. Huis de vosotros mismos hacia el prójimo y queréis hacer una virtud de tal cosa: pero yo veo a través de vuestro ‘altruismo’.”

“No os enseño al prójimo, sino al amigo. Que el amigo sea para vosotros la fiesta de la Tierra y un presentimiento del superhombre. Os enseño al amigo y su corazón rebosante. Pero hay que aprender a ser una esponja si se quiere ser amado por corazones rebosantes”

“Y así como el mundo se desplegó [para el amigo], así se repliega de nuevo en anillos, como el devenir del bien a través del mal, o el devenir de los fines a partir del azar”

TIEMPOS MODERNOS

Parece que se pone otra vez de moda el pedazo burra typical Spanish: costura y Misa, novilladas y procesiones, la vida eterna para postre (burra eterna!).

Todo ello con la cobertura ya no tan subterránea del cristofascismo de siempre en versión catolicona: kikos (?), Legionarios de Cristo (??!!), Opusinos de sonrisa beatífica y trajes carísimos, casi seguro que también jesuitas porque andan en todo. En fin, la Camorra vaticanista.

Réplica mediterránea de la Mafia evangelista de Trump y Bolsonaro, menos frontalmente agresiva pero mucho más perversa, astuta y tradicional.

“TODO IDIOTA ES DE ALGÚN LUGAR”

Ser catalán tiene mucho mérito (uno tiene que lograr, con gran esfuerzo, haber nacido en Sitges, y no en Socuéllamos)

Ser español tiene mucho mérito (uno tiene que lograr, con gran esfuerzo, haber nacido en Aranjuez y no en Setúbal)

Luego, ya tiene uno la vida resuelta, porque es catalán o español o americano de Trump (mi nación first, mi familia first, en último término yo first), y esto le soluciona al nacionalista el problema de su programación: qué hacer para vivir todos los días con máxima dignidad, moral y políticamente. (Por ejemplo, partirle la cara a quien no haya nacido en el mismo lugar de uno pero haya tenido el atrevimiento de ir allí a trabajar).

Sobre todo, siendo catalán o español ya no se tiene que ser nada más, en realidad, de manera que tiene uno permiso para hundirse en su propia insignificancia individual, porque ya se sabe lo que uno es esencialmente y eso le dispensa de toda vida propia.

Aparte de que esto solo tiene sentido desde el viejo pero evidente supuesto de que los gerifaltes de cada lugar aspiran a comérselo todo, ellos y su clan (los Pujol, los Aznar, Al Capone, la banda de Aguirre…), indudablemente en todo delirio nacionalista, tan heredero del religioso, late agazapado el problema sexual severo, la perversión, el viejo verde, la frigidez ninfomaníaca, incluso lo pederasta. No por causalidad, lo que muchos nacionalismos tienen en común es que en ellos el cura manda (de los de la COPE a los abades de Montserrat…). Sacristía, sotana, fanatismo, tanque o metralleta .

NIETZSCHE LOCO

Una de las mayores tragedias del enfermo mental es la absoluta indefensión en la que queda, totalmente a merced de cualquier cabrón o cabrona que pase por sus inmediaciones.

“En realidad es como para enfermar de risa, ver a dos féminas temerosas de Dios (Franziska y Elisabeth, madre y hermana) y a un cura rural (Edmund Oehler, tío) constituidos en tribunal sobre la publicación de los escritos de uno de los ateos y anticristos más redomados. Pero en este instante me falta humor para reírme” (Köselitz a Overbeck, carta del 4 de Abril de 1891)

NOTICIAS DE REVOLUCIÓN (8.4.1931)

“Revolucionario o reformador–el error es el mismo. Impotente para dominar y reformar su propia actitud para con la vida, que es todo, o su propio ser, que es casi todo, el hombre huye para querer modificar a los otros y el mundo externo. Todo revolucionario, todo reformador es un evadido. Combatir y no ser capaz de combatirse. Reformar y no tener alma para ser.

El hombre de sensibilidad justa y recta razón, si se halla preocupado con el mal y la injusticia del mundo, busca naturalmente enmendarla, primero, en aquello en que ella se manifiesta más de [cerca]; y encontrará eso en su propio ser. Esa obra le llevará toda la vida.”

(Fernando Pessoa/Bernardo Soares: Livro do Desassossego)

PROVINCIANIZACIÓN

“Si hubiésemos de buscar una característica especial por la que distinguiésemos nuestra época, no seríamos simples huéspedes de la verdad si dijésemos que esa característica es la incapacidad de grandeza. Nunca hubo en el mundo, creemos, época tan apocada y mezquina. Somos incapaces de pensamiento profundo, de emoción intensa, de acción coordinadamente superior. Somos los artificiales y los provincianos de nosotros mismos. Ni se podría describir mejor lo que está aconteciendo, en las almas y en el mundo, que dándole el nombre de provincianización de Europa”

(Fernando Pessoa/Bernardo Soares: Livro do Desassossego)