TIRAR DE LA MANTA

Cuando tiras de la manta o dices la verdad (cuando «faltas al respeto»), claro está que te van a calificar de «cruel» todos los sinvergüenzas. Pero también esos a los que les importa un bledo que los sinvergüenzas sigan campando a sus anchas, los defensores de la mentira piadosa, representantes o descendientes directos de la casta sacerdotal que insisten en la barbaridad de que hay que cuidar del rebaño. Era lo simpático y grande de Jesús, cuando anuncia que él trae la espada, o sea, que viene a tirar de la manta (pero eso de que, al hacerlo, se nos tendría reservado un lugar «en la casa del Padre» francamente no lo entiendo).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.