La bajeza de confesar

«La más vil de todas las necesidades–la de la confidencia, la de la confesión. Es la necesidad del alma de ser exterior.

Confiesa, sí, pero confiesa lo que no sientes. Libra tu alma, sí, del peso de sus secretos, diciéndolos. Pero con la condición de que los secretos que digas nunca los hayas tenido. Miéntete a ti mismo antes de decir esa verdad. Expresar es siempre errar. Sé consciente: que expresar sea, para ti, mentir.»

Fernando Pessoa-Vicente Guedes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.