“Cada vez que, en el giro de las estaciones, aparece delante de mí la primavera, tengo pena de una cosa–de no conocer la lengua griega. Estoy seguro de que sólo para quien pueda leer a Teócrito en el original las flores deben tener un sentido.

Pensamos en palabras, sin querer; y, entre nosotros y la primavera se intercalan, por lo que pesan, las palabras pesadas de nuestras lenguas bárbaras, sin ritmo, sin serenidad, sin equilibrio”

Fernando Pessoa, Livro do desassossego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.