Décadence

La vida enferma es la que quiere terminar de una vez, irse a otro lugar completamente diferente de su presente, un lugar que por supuesto no existe. Y estaría dominado por la décadence aquel que se comporta de manera que todo lo que hace se vuelve forzosamente contra él, contradiciendo sus condiciones de florecimiento, o aquel en que las sensaciones de dolor y malestar superan con mucho a las de placer y alegría, por una mera cuestión de agotamiento nervioso.

Es decir, la vida decadente es la que va conducida hasta el fin por la voluntad o la gana de nada. En los movimientos y las reacciones sociales de nuestro tiempo es fácil observar estas poderosas proclividades al suicidio de colectivos enteros. Incluso la valoración extrema parece a veces dominar, la que sugiere que es de verdad bueno el suicida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.