Markus Gabriel

Cuando compruebo el modo en que Markus Gabriel se esfuerza por aproximar algunos hitos de la contemporánea philosophy of mind angloamericana a la tradición de Kant, Fichte y Hegel, internándonos al hacerlo en la oscuridad o la superficialidad más absolutas y sin acabar de enseñarnos nada concreto como no sea la insistencia en que debemos decir “espíritu” en vez de “mente” para no ser neuromaníacos y librarnos de la atroz darwinitis. Cuando leo que a Donald Davidson es difícil entenderle y que a veces simplemente no se entiende lo que escribe. Cuando veo que argumenta contra Schopenhauer y Nietzsche llamándoles misóginos y ¡antipáticos!. Cuando descubro cómo pone orden en la obra freudiana diciéndonos lo que es y no es aceptable de ella…Entonces sin poderlo evitar me viene a la mente, y al espíritu, aquel comentario hastiado de Wittgenstein sobre esos “caraculos” que se atreven a meterse con los grandes (por cierto que no recuerdo qué palabra alemana se pretendía traducir con “caraculo”).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.