LA ESENCIA NIETZSCHE

«Pero en el bien entendido de que es esa aprobación de lo negativo de todas las oposiciones lo que constituye propiamente la posibilidad de reconducirlas a la unidad de la que han brotado. En definitiva, a lo que llegamos es a que bendecir “lo malo” es el modo dionisíaco de conducirlo a su unidad con “lo bueno”. La lógica dionisíaca es la lógica de lo peor o de la crueldad (Rosset 1994, 2013), o sea, una lógica de la múltiple o de la pura afirmación (Deleuze 1971, p. 30), en la que nos hemos situado más allá del bien y del mal en una ética de la alegría (Ibid.). «Para una tarea dionisíaca, la dureza del martillo, el goce mismo de la destrucción forman parte de los requisitos previos de una manera decisiva. El imperativo: “¡Endureceos!”, la más honda certeza de que todos los creadores son duros, es el verdadero distintivo de una naturaleza dionisíaca. –» (EH-Zaratustra-8, p. 842).»

1 comentario en “LA ESENCIA NIETZSCHE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.