EL POETA NIETZSCHE, DE MONTOLIU

“(…)

Quien no pueda danzar al par del viento,

Quien haya de ceñirse ligaduras,

Espíritus decrépitos, ancianos prematuros,

El gazmoño, el hipócrita, el farsante,

Huyan de nuestro alegre paraíso.

Arrojemos el polvo del camino

A las narices del enfermo; a golpes

La nidada espantosa de los tristes.

Y disipe en la costa nuestro aliento

El aire infecto que su pecho expira

Y el opaco claror de sus miradas.

Guerra al que enturbie el cielo, al que ennegrezca

El mundo, a todo aquel que arrastre nubes;

Despejemos los ámbitos celestes.

Ruja nuestro furor. Sublime espíritu

De los libres espíritus, contigo

Ruge cual tempestad mi noble dicha.

(…)

(Nietzsche: Fragmentos de AL MISTRAL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .