LAS REDES

Las redes sociales son un alimento inagotable para la curiosidad que casi todos sentimos en relación con la dimensión profunda de las personalidades humanas. Una de ellas, mayormente, muestra con brutalidad obscena todo el espectro del desequilibrio narciso-exhibicionista, mientras que Twitter concentra del modo más palmario el morbo de la rabia y el resentimiento, en un imponente simbolismo del asesinato por ajuste de cuentas. Exceptúo de lo patológico a Instagram, al menos por lo general, porque en la fotografía y el vídeo lo puramente estético acierta a disfrazar magníficamente la deformidad psíquica, como ha sido siempre su función.

(Para no hablar de lo positivo, de vez en cuando se entera uno de cosas interesantes)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.