Morirse

Lo único seguro e inalterable con lo que contamos para poder vivir es el morirse sin excepción, a rajatabla. Aquí tenemos nuestro único punto de referencia, aquello que convierte al cambio incesante en un viaje con una trayectoria de sentido. Por eso, los que siguen dando la murga con el deseo de la inmortalidad (la tecnotrascendencia, por ejemplo), en realidad no saben lo que hacen, no han caído en la cuenta de que son ellos los únicos, verdaderos suicidas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.