Moralistas

Ya supo ver Freud perfectamente que el moralismo no es otra cosa que el rumbo que toma el narcisismo del adulto, su adorada imagen en el espejo elevada a ideal del yo con todas las perfecciones, pero ahora se trata del narcisismo agravado por la buena conciencia con la que desprecia a los demás y los juzga y critica continuamente. “Yo soy el perfecto, soy bueno, soy justo, y entonces, como es lógico, aspiro a hacer del mundo un lugar mucho mejor para todos, por eso cumplo mi deber excomulgando a todo el que no me reconoce mi superioridad manifiesta (la mía y la de mi grupo de narcisistas que nos reconocemos recíprocamente nuestra excelencia)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.