Amor

Amarás a tu empresa por encima de todo, y a tu jefe como a ti mismo.
Una psicóloga esbirro promociona la innovación de medir la reacción emocional del empleado: la idea de la esbirra es poner su invento al servicio del departamento de selección de personal. Sabremos sin lugar a dudas si amas de todo corazón a tu empresa, como no la ames a la calle, y es que el empleado amante sube la productividad y es ejemplo de perfecta sumisión.
Del amor a Jehová al amor al padre (padre padrone), y del amor al padre al amor al cura pederasta que acaba pidiendo perdón por el daño causado a la Iglesia (el único perdón sería de diez a veinte años de cárcel, cuando no la castración química). Y del amor al amoroso cura pederasta al amor al empresario que te da la vida. ¡Quiero a la Coca Cola! ¡La Coca Cola, pan de mis hijos, respiro de mi mujer, báculo de mi vejez!
Amén, amén, amén. Nos llevarán a lo de siempre, panem et circenses!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.