Felipe González

En mi humilde opinión, que es la de un profano porque lejos de mí las glorias de la medicina, a Felipe González ya se le apreciaba un deterioro cerebral preocupante cuando daba aquellas explicaciones del inefable caso de su Luis Roldán benemérito. Como el tiempo no perdona sino que todo lo extrema, ahora lo que dice de Pujol me lleva a pensar que necesita habitar en una UVI móvil con parafernalia neurológica de nueva generación las 24 horas del día, así se puede seguir desplazando a donde le lleve su interés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .