Sentimiento de culpa

-Verá Padre, he pecado…

-Tú dirás, hijo, ¿de qué se trata esta vez?

-Anoche tuve un sueño en el que pude recordar perfectamente cómo durante una época de mi vida me dedicada a mamar regularmente de mi madre…

-Hijo mío, no te angusties, ya sabrás que es la forma en que Dios dispuso que nos alimentáramos las almas al comienzo de la vida en el cuerpo…¡En fin, sus razones tendría! La verdad es que muy decente no es.

-Entonces, ¿puedo marchar tranquilo y confortado?

-Bueno, a decir verdad, ayudaría mucho que hicieras memoria y te preguntaras si alguna vez hubo placer en aquellas, ejem, succiones. ¿Eran del tipo ansioso y regocijante?

-Pues no sé, aunque sería extraño hacer algo así por las buenas…sin una recompensa o algo así..digo yo.

-En ese caso sí que te traería cuenta arrepentirte y hacer penitencia, pero no te apures. Somos humanos y todos caemos en lo mismo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.