LA ESENCIA, COMO SI DIJÉRAMOS

Por encima de su género y de su clase, pues se trata de una categoría en verdad transversal, lo que distingue al tonto es su afán de mando, sus insaciables ganas de impartir órdenes, a cualquier precio y caiga quien caiga, mintiendo todo lo que haga falta y disfrazándose de lo que sea. No es servidor del Estado, ni de la Iglesia, ni de la sociedad, ni del pueblo, ni de la humanidad, en realidad es solo servidor de esta su bobada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.