Ser normal

Sentirte de vez en cuando harto de ti mismo, aburrido de ti mismo, hasta sentir asco de ti mismo.
¿Y qué si no?
(Estás casi siempre en tu compañía, casi desde que naciste, son tantos años ya. Imagínate que tú no eres tú sino que eres otro, pero que está aquí siempre presente. Lo mandarías a paseo)

¿Inmortalidad personal? Solo la anhela el aquejado del trastorno narcisista de la personalidad. A no ser que se la vaya a pasar contemplando al otro, que entonces tiene que ser por fuerza el Gran Otro (así sí).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.