171 Cumpleaños de Nietzsche

L’Ombra di Venezia

“Prólogo

Cuando siendo más joven hice la prueba de releer antiguos escritos míos que había olvidado, me asustó un rasgo común de todos ellos: hablan el lenguaje del fanatismo. En casi todos los lugares en que se habla de quienes piensan de manera distinta, llaman la atención ese modo sangriento de renegar y ese entusiasmo en la maldad que son los signos del fanatismo,–signos odiosos, a causa de los cuales no habría soportado leer hasta el final esos escritos si hubiese conocido un poco menos al autor. El fanatismo arruina el carácter, el gusto y en definitiva también la salud; y quien quiera restablecer los tres de manera radical, tiene que estar dispuesto a pasar por una cura larga y aburrida.
Tras haber dicho tanto de mí mismo, y no precisamente lo más edificante–como la costumbre del prólogo no aconseja pero sí permite–puedo esperar al menos haber logrado con ello que mis pensamientos más recientes, que en el presente libro doy a conocer, se lean no sin precaución

FP II, 1880, 3 [1]

Nietzsche tras curarse del fanatismo, pero advirtiéndonos de la posibilidad de que la curación no haya sido completa. Lo contrario del fanático es el escéptico, claro está.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.