Su clero nada tiene que ver con la religión

Pensar siquiera en algo de lo último vomitado por Esperanza Aguirre le ensucia a uno hasta en lo más íntimo, en lo que llamamos alma. Si religiones ancestrales proponían la purificación corporal y espiritual como un camino para volver antes de la muerte a nuestra patria celestial, hoy el elemental buen gusto nos exige no mancharnos llevando nuestro pensamiento a cualquier cosa que diga—trampa, mentira, macarra con dinero y título—Esperanza Aguirre. Como la suya es la voz del testículo retorcido, el suyo el poder del testículo retorcido, enigmática bisexualidad de cuartel que a tantos y a tantas fascina tanto en este país nuestro, lo mejor en definitiva es mirar a otro lado cuando se oiga, para no ensuciarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.