Más allá del bien y del mal 54

“¿Qué es, pues, lo que la filosofía moderna entera hace en el fondo? Desde Descartes–y, ciertamente, más a pesar de él que a base de su precedente–todos los filósofos, bajo la apariencia de realizar una crítica del concepto de sujeto y predicado, cometen un atentado contra el viejo concepto de alma–es decir: un atentado contra el presupuesto fundamental de la doctrina cristiana. La filosofía moderna, por ser un escepticismo gnoseológico, es, de manera oculta o declarada, anticristiana: aunque en modo alguno sea antirreligiosa, quede dicho esto para oídos más sutiles. En otro tiempo, en efecto, se creía en “el alma” como se creía en la gramática y en el sujeto gramatical: se decía, “yo” es condición, “pienso” es predicado y condicionado–pensar es una actividad para la cual hay que pensar como causa un sujeto. Después, con una tenacidad y una astucia admirables, se hizo la tentativa de ver si no se podría salir de esa red, –de si acaso lo contrario era lo verdadero: “pienso”, la condición, “yo” lo condicionado; “yo, pues, sólo una síntesis hecha  por el pensar mismo. En el fondo, Kant  quiso demostrar que, partiendo del sujeto, no se puede demostrar el sujeto, –y tampoco el objeto: sin duda no le fue siempre extraña la posibilidad de una existencia aparente del sujeto, esto es, “del alma”, pensamiento éste que, como filosofía del Vedanta, había existido ya una vez, y con inmenso poder en la tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.