Javier Sampedro

Tras una mala presentación del experimento mental searleano de la habitación china, y dar muestras de confundir su sentido de la manera más inaudita, se declara este señor creyente de la Ciencia. Vamos, lo de siempre.
Lo cual no tiene nada que ver con ser un científico o tener una actitud científica, que es justo la contraria del creyente. Sólo el escepticismo nos hace libres para pensar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.