Politeísmo es el valor del presente

Dice hoy Vargas Llosa que Hamann “se sepultó en el estudio de la Biblia”. En efecto, estudiando el Libro, uno se sepulta, se entierra en vida. Y es que la vida está sólo del lado del politeísmo, y hasta podemos considerar que el fanatismo del Señor, del Uno, del Único Dios, habría sido la fuente de toda la violencia planificada, política, en la historia de la Humanidad occidental. Esa obscena seguridad con la que un católico reivindica a su Iglesia como LA Iglesia, fuera de la cual no hay salvación. El individuo soberano como definitiva conquista cultural, como meta y sentido de la Humanidad, sólo viene garantizado por el politeísmo axiológico radical. Ya lo decía Nietzsche, la muerte de lo divino vendría de decretar que sólo hay un Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.