Imite usted a Cristo, si eso le va

Merkel considera penalizar el suicidio asistido para terminales. Según su secta debe ser que sólo Él, que te la dio, te puede quitar la vida (y debe ser que el Estado alemán, por ejemplo, es un representante de Él, se arroga esa función).

Pero claro, eso a nosotros nos importa un comino, y absolutamente nadie tiene derecho a supeditarnos a la crueldad de una religión. Si usted, Merkel, cuando sea terminal, como seremos todos con suerte de haber hecho todo el recorrido, quiere ofrendarse en la crucifixión del cáncer de huesos, pongamos por caso, ofreciendo el suplicio a su Señor para mayor gloria del mismo, hágase su voluntad de usted. Pero, por favor, a nosotros déjenos en paz, y si decidimos que nos mate alguien que esté dispuesto a ello, para no ser sometidos a una tortura que a nuestro parecer no tiene ningún futuro futuro, por favor déjenos hacerlo con la suavidad que afortunadamente nos permite la ciencia.

Ni usted, ni su Dios, son nadie para prohibírnoslo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.