Virtus romana

Pasaba por ser Catón, siempre acérrimo enemigo de César, todo un ejemplo de la virtus aristocrática en la Roma republicana. Además de ser sin duda uno de los responsables de que César tuviera que cruzar el Rubicón e iniciar la Guerra Civil, se puso enseguida del lado de los pompeyanos, haciendo todo lo que estuvo en su mano para colaborar en la derrota de César. Pero cuando éste ganó la guerra, contra todo pronóstico, todos los romanos sabían que estaba dispuesto a perdonarle la vida a Catón y a no tomar ninguna represalia contra él. Pero este, habiendo declarado que bajo ningún concepto estaba dispuesto a vivir por la compasión de Julio, una noche después de cenar se retiró a sus habitaciones casualmente con el Fedón platónico (no en vano había dedicado toda su vida a la filosofía). Uno de sus hijos se intranquilizó, y acudió corriendo con unos esclavos en cuanto se oyó un grito de dolor: Catón se había intentado suicidar como era uso, tumbándose sobre su espada. Pero no lo consiguió, pudieron curarle y coserle la tremenda herida. Un tiempo después volvieron a escucharse gritos, era Catón que se había quitado los puntos, y esta vez conseguiría su suicidio sacándose él mismo sus entrañas y desparramándolas por el suelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.