Imitatio Christi

La célebre “imitación de Cristo” se ha vuelto hoy un ideal de vida muy comprometido, puesto que, aparte de cosas tan inverosímiles como no resistir al mal, implicaría necesariamente exigir o demandar de los otros que le quieran a uno, incluso “más de lo que quieren a sus propios padres o a hijos”, o como mínimo pensar que ser querido es algo que uno merece o que los otros le deben.
Lo cual, dicho suavemente, significa ignorar o violentar la gramática de “querer”, y dicho con rotundidad puede parecer poco cuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.