La fe

Stendhal se adelanta un siglo a Wittgenstein en “La Cartuja de Parma”.
A Fabricio le persuaden para ingresar en el Seminario Eclesiástico de Nápoles, y entonces le transmiten este consejo del conde Mosca: “nunca discutas lo que allí te digan los curas, créelo ciegamente. Discutirlo sería tan absurdo como discutir las reglas del whist”.
(En misa es como si estuvieran jugando al póquer, pero tal vez sin perdedores).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .